S&P 500

Líderes mundiales

El S&P 500 ha conseguido rebotar hasta niveles muy cercanos a los previos de la crisis. Al igual que ha sucedido con el Dax alemán, se ha parado en el hueco semanal de finales de febrero.

Evidentemente, nada es casual. A pesar de los altos niveles de desempleo que ha originado la crisis y la preocupante caída de la producción, las gigantescas ayudas económicas y fiscales del gobierno y las inyecciones de liquidez de la Reserva federal, han propiciado que los mercados estén a día de hoy cerca del nivel de los 3.300 puntos.

En cualquier caso, dada la situación actual y tras el importante rebote, no parece que la fiesta vaya a continuar tan fácilmente. La llegada de los meses estivales, las elecciones a la vuelta de la esquina donde Trump parte con clara desventaja, y la reaparición de la guerra comercial con China por la nueva supremacía post-covid, invitan más a pensar a una recogida de beneficios durante los próximos meses.