IAG y Santander: después de la tempestad llega la calma

IAG

Cuando a principios de año la acción cotizaba a 8 euros, nadie podía imaginar que llegáramos a ver el precio de esta acción por debajo del euro. Sin embargo, si planteamos un escenario donde aparezca una catástrofe de índole sanitario afectando al sector aéreo de lleno y se queden casi la totalidad de la flota de aviones en tierra, suena incluso raro que la excepcional situación no haya terminado con la quiebra de la empresa. Y, efectivamente, eso se ha logrado con la ayudas gubernamentales y una enorme ampliación de capital a principios de octubre por 2.741 millones de euros. De ninguna otra forma podría haberse salvado a la empresa en una situación de emergencia así.

Pero todo acaba alguna vez y el prematuro pistoletazo de salida de las vacunas por todo el mundo ha provocado una subida superior al 100% del valor

La situación técnica actual a corto plazo es muy clara: la acción no ha conseguido tapar el hueco en 2,10 euros de la ampliación de capital y ha creado un doble techo en los 2 euros. Tras una subida superior al 100% en menos de un mes, el recorte de poco más del 10% del valor a día de hoy se debe considerar bastante lógico e incluso escaso.

En el gráfico anterior podemos ver la evolución del valor en los últimos 5 años. Sin duda el objetivo a medio plazo debe ser tapar el hueco semanal del mes de marzo en 3,95 euros,. Pero para ello, las vacunas y los medicamentos deben haber dejado atrás la pesadilla del covid, de forma que se pueda conseguir una recuperación paulatina del sector del turismo y los eventos.

En conclusión, podemos indicar que mientras la cotización no supere los niveles de los 2,10 euros a precie de cierre, y dada la sobrecompra general de los mercados en el corto plazo, podemos seguir viendo nuevos recortes hacia la zona de los 1,60-1,50 euros. Solo un importante empeoramiento de la situación económica junto a un agravamiento de la situación sanitaria, podría llevarnos a ver los valores de 1,20 euros, antiguas resistencias importantes y ahora soportes muy alejados.

SANTANDER

Tras la irrupción de las vacunas los mercados han despertado, y sectores tan castigados como el bancario han sido beneficiados por la rotación de carteras de finales de octubre para llegar a subir un 100% en algunos valores, como es el caso del Santander.

Se cumplió lo anunciado en nuestro informe del mes de mayo y vimos al valor tocar los 1,50 euros. Los objetivos también comentados de los 3 euros están prácticamente cumplidos. La pregunta es: ¿ y ahora qué?

Pues tenemos en el gráfico anterior tenemos la respuesta. Tenemos un hueco semanal en torno a los 3 euros que coincide además con la tendencia bajista del valor desde enero de 2018. Teniendo en cuenta la sobrecompra actual de los mercados parece difícil que supere los 3 euros sin antes ver un retroceso a la zona de 2,50 euros o incluso aproximarse a los 2 euros si se deteriora la situación económica o se agrava la crisis sanitaria.

867 visitas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.