DÍA- 2º trimestre: se ve la luz al final del túnel.

En el último artículo que publicaba sobre este valor se acababan de publicar los resultados del 1T. A pesar de la salida del pozo, la compañía continuaba con pérdidas importantes y, tras un rally considerable durante el periodo del confinamiento, se producía una toma de beneficios.

Tal como comentábamos, era probable que el valor fuera a buscar el 38% de retroceso de Fibonacci de toda la subida desde marzo, para posteriormente buscar un canal lateral. No ha distado la situación demasiado de la prevista, ya que el valor ha ido recortando suavemente para caer ligeramente por debajo del retroceso indicado, funcionando los soportes de 0,105-0,11 euros, antiguas resistencias.

Esta semana se espera una previsión de las ventas del 2º trimestre y la noticia no puede ser más que positiva. En base a los estudios de consumos realizados durante este periodo, podríamos esperar un aumento de las ventas de alrededor del 20% respecto al 1T, lo que nos lleven a unos ingresos por ventas que estén entre 1.900-1.950 millones de euros. La cuota de mercado de Día subió durante el periodo del confinamiento gracias al volumen de tiendas de proximidad y al buen funcionamiento de su canal on-line, para luego volver a caer una vez levantado el mismo a los niveles del 1T. Sin duda el gran desafío de la empresa para el próximo año: volver a recuperar las cuotas del 7-8% de las que gozaba hace apenas un par de años y que se complica con la aparición de los supermercados regionales que van ganando cuota poco a poco.

Los resultados se harán esperar más tiempo. La empresa no confirma fecha, pero entre finales de julio y primeros de agosto conoceremos la más que presumible mejoría de las cuentas.

En el 1º trimestre, casi la mitad de las pérdidas totales se explicaban por la devaluación del real brasileño respecto al euro, lo cual afectaba significativamente a los gastos financieros. Durante este segundo trimestre, el real se ha vuelto a depreciar, pero de una manera mucho más leve, lo cual será la gran clave junto al incremento de ventas para una mejora de los resultados en este periodo.

La única partida que va a restar de forma más significativa en los beneficios para este trimestre serán los gastos extras por el covid-19, debido a la toma de medidas de seguridad y aumento de salarios. Sin esperar que sea especialmente significativa, sí impedirá tener una mejor foto de cara al informe de la cuanta de PyG.

Con todo esto, podemos esperar unos resultados que arrojen una pérdida de unos 60 millones de euros en el 2º trimestre y unos 200 millones si contabilizamos lo que llevamos de año 2020. La dirección no ha querido dar una fecha de entrada en beneficios de la empresa, pero si se confirman estas estimaciones, podemos comenzar a ver la luz al final del túnel. En cualquier caso, queda un mundo por recorrer aún de cara a la mejora en la cuota de mercado y a una mayor eficiencia de las tiendas.

Teniendo en cuenta estas consideraciones, no sería de extrañar que de cumplirse los pronósticos el precio de la acción pueda ir de nuevo a buscar las resistencias de los ya famosos 0,15 euros.

Queda, sin embargo, una incógnita aún importante por resolver, y que no es más que la refinanciación de la deuda que comienza a vencer el próximo año y para lo cual se ha contratado a Goldman Sachs. Las condiciones del mercado en estos momentos no son las mejores y puede que no aconsejen acudir a él como ya publicó la dirección en su momento. Debido a esto, la empresa va a modificar sus estatutos para que en caso de que esa refinanciación tenga que realizarla con fondos propios no suponga un problema. Para ello, se va a aprobar en la próxima Junta General de Accionistas, la modificación de la normativa para que permitir la posibilidad de una ampliación de capital de hasta el 50% máximo, de la que el 20% podría ser sin derechos de suscripción, lo cual va en perjuicio claro de los actuales accionistas.

Sin tener certezas, pero ayudándonos en la exposición de la realidad actual, es posible que el valor pueda buscar de nuevo las resistencias tras haber funcionado de forma clara el soporte de los 10,5-11 céntimos. Ello muestra que los peores momentos de esta empresa se han superado y las perspectivas son positivas, apoyadas en los siguientes pasos a seguir del plan estratégico elaborado por la dirección. No vamos a dejar de pensar por ello que el camino será de rosas. Hay muchas espinas de por medio que se traducen en la dificultad para poder romper las resistencias de 0,15 euros y pasar a buscar nuevos objetivos en los 0,30 euros. Sin embargo, hace tiempo que no se veía la luz al final del túnel, y 2020 ha traído la estabilidad perdida.

1.483 visitas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.